18 de abril de 2012

La Sobreinformación

- INFOXICACIÓN.

En esta era de los estudios absurdos comentados, redes sociales, y el rápido y fácil acceso a la información, se nos hace necesaria la selección de la misma y aparece el nuevo concepto de la sobreinformación o “infoxicación”.
Mientras que siempre se ha buscado la mayor información, la estrategia comercial de estos últimos tiempos se ha convertido en la simpleza en el mensaje (desconsumir, desaprender…), ya que demasiada información nos bloquea y nos repele. Se pretende llegar más lejos con pequeños impactos sobre las personas y ya el que tenga interés buscará lo que necesite.

“El Padfone es un Smartphone Android 4.0 con Snapdragon 4 de 4,3 pulgadas, convertible en una tableta de 10 pulgadas, pudiéndole incorporar un teclado qwerty con el que tendrás un notebook” Ejemplo comercial revista Quo. 
¿¿¿Perdonaaaaa?????

Se ha demostrado que tanta información (cada vez más términos técnicos o anglicismos), no nos deja seguir nuestra intuición, ya que hay 200 baremos racionales por los que regirnos, y esto nos abruma. Nos volveríamos locos. Por lo que no preocuparnos por toda la información puede permitirnos avanzar de manera más positiva.



- TV: ¿QUÉ QUIERO VER O QUE ME QUIEREN PONER PARA QUE VEA?
               
Se crean estas necesidades sobre la población, incluso de información, para convertir estas herramientas en necesarias en nuestro día a día. La televisión: ¿Pongo la tele para ver algo en concreto, o voy a ver lo que estén poniendo? Redes sociales: Yo a ver que ha hecho Juanito y que ha twiteado Pepito, porque ya necesitamos verlo.
La creciente evolución de las redes sociales, por ejemplo, lo está absorbiendo todo. Te vas quedando fuera de determinados ámbitos si no entras en el juego, hasta el punto de que si no tienes Facebook o twitter porque no te interesa, no puedes aplicar para muchísimos eventos, ayudas, promociones, seguimientos o incluso expresar tus opiniones o quejas en muchísimos lugares (más de los que imagináis). El mensaje es: si quieres estar dentro, lo necesitas. Es escandaloso y la gente no se da cuenta porque le permite colgar fotos del fin de semana que ha pasado de viaje.
Seguiré pensando que los que quieran participar de ello será perfecto, pero eventos que solo permitan el acceso a miembros de un círculo cerrado (Facebook, Twitter, Tuenti, etc) y no por medios de dominio libre, no merecerán nunca la pena.

1 comentario:

Fool loser dijo...

Pues yo no uso ya las redes sociales porque me han dado más problemas que ventajas, pero ya he visto eso que dices de que te lo pidan para participar. Que lo hagan con Facebook todavía, porque la inmensa mayoría lo tiene, ¿pero Twitter? Yo creo que ni el 10% de la población española lo tiene.
El caso es que me noto desconectado. Facebook está muy bien para seguir a muchos artistas y enterarte al instante. Esta es la era de la sobreinformación y también la de la información superflua. Yo recomiendo a la gente hacer lo que yo, ver los informativos de la Sexta y los de Intereconomía. Si juntas los dos extremos llegas a un punto razonable.

Publicar un comentario